Estrategia en redes sociales para desempleados universitarios


El porcentaje de estudiantes universitarios en las redes sociales es abrumador. Cada vez es más extraño encontrar casos donde los cuales no estén al menos en alguna de ellas. El problema es el de siempre: utilizan las redes sociales básicamente por ocio: hablar con amigos, jugar, ligar, informarse de la actualidad televisiva o deportiva, etc. Pero no suelen tener la conciencia de que son herramientas muy útiles para encontrar un empleo una vez terminen sus estudios (o antes). Ojo, no quiero decir que haya que dejar de utilizar las redes en ocio. Lo que quiero decir es que debemos darle también ese uso profesional. Vamos a cuáles son los pasos a seguir para trazar una estrategia en redes sociales que nos ayuden a encontrar un empleo, especialmente indicado para estudiantes universitarios de último curso.

ID-100115867

 

freedigitalphotos.com

1º. Identidad digital

Escribe en Google tu nombre y apellidos escritos correctamente (con tildes) y entre comillas. Por ejemplo: “Susana Ramírez Bueno”. Dale a ‘Buscar’ y echa un vistazo a los resultados que aparecen en la primera página. Míralo como si fueras un empresario o un reclutador de personal (no como si fueras el chico que te gusta o tus amigas) y analiza si te gusta lo que estás viendo. Si no es así, entonces tienes un problema. Lo primero que debemos hacer es eliminar aquellos perfiles en redes sociales que no nos aportan nada (más bien al contrario, nos restan) y actualizar correctamente los que sí nos interesan. Si tienes un blog personal y aparece en estos primeros resultados de Google, decide si lo cierras o lo actualizas (te aconsejo la segunda opción si el blog muestra competencias profesionales positivas sobre ti). Se trata de hacer un “lavado de imagen”. Esto se consigue con tiempo. Lo importante es darse cuenta y actuar en consecuencia. Google te pondrá en su sitio de nuevo a base de las actualizaciones que consigas hacer de tus perfiles sociales y blogs.

identidad_digital

2º. Linkedin

Si tienes un perfil universitario y vas a buscar empleo, debes estar en Linkedin. Si no posees una cuenta, es el momento de crearla para que comiences a completar tu perfil profesional y a hacer contactos. El objetivo es familiarizarte con Linkedin mientras concluyes tus estudios, momento en el cual comenzarás a ser competitivo en esta red profesional. Si ya tienes perfil, recuerda mantenerlo siempre actualizado y sobre todo sé activo publicando en tu muro y en los grupos que te interesen. Sigue a empresas e intenta contactar con profesionales que puedan facilitarte un empleo. Gánate su confianza aportando valor a tu red de contactos. Un usuario de Linkedin que sólo se dedica a hacer contactos y no es activo, tiene muchas menos posibilidades de obtener resultados positivos en este sitio puesto que aquí prima la solidaridad. Y si tienes pensado crear una empresa o actuar como freelance, más razón para ser activo en Linkedin.

Escribe correctamente tu nombre y apellidos y redacta un buen titular que contenga las palabras clave de tu profesión/es. Se trata de que si un reclutador busca a un ingeniero industrial de mecánica y tú lo eres, que esas palabras clave estén en tu titular para que te puedan localizar. Huye de titulares filosóficos. Pueden quedar muy bonitos, pero son nefastos para que te localicen y te ofrezcan oportunidades profesionales.

3º. Facebook

Lo primero que debes hacer es cuidar la configuración de la privacidad y configurar bien tu cuenta, de forma que tengas siempre controlado quién ve tus actualizaciones o qué pasa si te etiquetan en una foto o un comentario. Una vez tengas todo esto controlado, entonces te recomiendo que cada vez que agregues a un nuevo contacto le asignes la categoría ‘Amigos’ o ‘Conocidos’, en función de si quieres que vea todas tus publicaciones (posts, fotos y vídeos) o sólo las que tú elijas, para lo cual deberás elegir ‘Amigos excepto conocidos’ antes de publicar nada. De esta forma estarás haciendo un filtro y la información más delicada o confidencial no llegará a todos tus “amigos” de Facebook.

En segundo lugar ten más cuidado con lo que publicas. Me refiero al tipo de contenido y sobre todo a las formas. Cuida la ortografía e intenta no herir los sentimientos de nadie. Cualquier amigo/a tuyo/a puede compartir eso que acabas de publicar y convertirlo en viral. ¡Vaya favor te va a hacer! Intenta mantener siempre un tono correcto y juega con el humor y el contenido emocional. Y, por cierto, si lo que quieres es que te encuentren, escribe correctamente tu nombre y apellidos.

Una buena opción para ofrecerte como profesional, es crear una página. Si ya tienes cierta experiencia trabajando en algún oficio te lo recomiendo. Ya sabes que en este caso en lugar de solicitudes de amistad, debes luchar por los ‘Me gusta’ y crear interacción en tu comunidad (likes, comentarios y compartidos). Un ejemplo de página profesional en Facebook es la que puedes ver en el margen derecho de este blog. Es también una forma de distinguir entre el uso profesional (página) y el ocioso (perfil).

pantallazo_empleomimarca_facebook

4º. Twitter

Aquí es muy importante que tanto tu nombre y apellidos como tu bio (160 caracteres que te definen a modo de titular) estén bien redactados e incluya palabras clave sobre tu perfil profesional utilizando hashtags (#analista #formador #arquitecto #enfermera). También es interesante que elijas tu ubicación geográfica puesto que los reclutadores pueden hacer una búsqueda por provincias o regiones.

En cuanto a la información que compartes, ten mucho cuidado puesto que cualquier persona, tenga o no cuenta de Twitter, puede acceder a lo que comentas o retuiteas (a no ser que te hayas parado a configurar tu cuenta como privada, algo que muy poca gente hace). Son numerosos los casos, además diarios, de usuarios que “meten la pata” comentando acontecimientos políticos, deportivos, televisivos o de actualidad. La clave está en pensar siempre en que nos está leyendo la persona que nos va a dar trabajo, y no en nuestros amigos para hacer una gracia. Utiliza Twitter con mucha cautela. El porcentaje de candidatos que son descartados en un proceso de selección tras comprobar su actividad en las redes sociales es muy elevado. No te conviertas en otro caso más.

Busca palabras y hashtags relacionados con tu profesión y lee las tendencias. Es una muy buena forma de mantenerte actualizado en cuanto a la información de tu sector(es profesional/es. Twitter es una plataforma magnífica para estar informado en tiempo real de lo que acontece en el mundo.

5º. Google +

No conozco a nadie que pase más de media hora en Google+ a diario. Pero sí es muy interesante tener un perfil de usuario e incluso una página a efectos de posicionamiento. Es decir, al hacer la búsqueda de tu nombre y apellidos en Google es muy probable que aparezca tu perfil en los primeros resultados. Actualiza y comparte información cada vez que puedas. Ya te digo que aquí no importa tanto que entren a ver tu actividad o que tengas muchos seguidores, sino más bien que sumes otro perfil bien cuidado y posicionado.

De todas formas, el contenido multimedia en Google+ está muy conseguido. Es un gran escaparate para publicar tus fotografías y vídeos propios si tu profesión está relacionada con ello o si te vales de este contenido multimedia para promocionar tu actividad (infografías, videomarketing, etc.).

6º. Otras redes sociales

Redes como Slideshare para compartir presentaciones en Power Point o PDF; Youtube y Vimeo para compartir tus vídeos; Instagram, Pinterest o Flickr para compartir tus imágenes son magníficas para amplificar tu actividad y tu marca personal. Como en todas las anteriores, configura bien tu perfil, hazte lo más visible que puedas y sé activo. Y comparte todas tus publicaciones de estas otras redes sociales en las generales (Linkedin, Facebook, Twitter y Google+). Se trata de que todo esté conectado y de conseguir viralidad.

Recuerda, sé solidario, aporta valor a tu comunidad, da sin recibir a cambio, sé activo publicando cada día, prioriza el contenido multimedia al sólo texto, agrega nuevos contactos y, muy importante, encuentra el equilibrio entre lo online y lo offline haciendo networking en la ‘vida real’ asistiendo a eventos, cursos y otros acontecimientos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s