Entrevista a Manuel de la Villa, profesor de tecnologías de la información en la Universidad de Huelva


Manuel de la Villa es uno de los profesores de la Universidad de Huelva más destacados y a la vanguardia en lo que a medios sociales se refiere. Coordinador y profesor del posgrado Curso de Especialización y Comunicación 2.0 y Redes Sociales, ha ejercido también como profesor en la Escuela de Organización Industrial (EOI) y como analista programador en diferentes empresas. Muestra un especial interés por la Marca Personal de los profesionales y las empresas, siendo a día de hoy una referencia, no sólo en la Universidad de Huelva, sino en la provincia, dando muestra de ello las distintas participaciones en foros de debate y jornadas celebradas hasta la fecha.

Foto del día 19-03-2014 a la(s) 13_48 #2

1. ¿Percibes una gran preocupación de los estudiantes universitarios de grado por encontrar un empleo? ¿Piensas que comienzan a pensar en ello demasiado tarde cuando ya son graduados?

No me atrevería a generalizar, pues el mayor contacto lo tengo con estudiantes de la Escuela de Ingenieros. Pero sí es verdad que, a medida que se acercan al final de sus estudios, aumenta en ellos el interés por el mercado laboral. Paralelamente aumenta el miedo, la inseguridad, las dudas y la falta de confianza. Han estado durante casi toda su vida inmersos en un ciclo de formación, que les ha llevado desde la educación infantil hasta la edad madura. Un ciclo en el que el alumno se siente cómodo y seguro, porque conoce las reglas del sistema. Asiste a clase, estudia, se examina y aprueba. Al terminar sus estudios se ven por primera vez obligados a salir de esa ‘zona de confort’, se acercan a un mundo desconocido, el mundo de la empresa y del mercado.

No me cabe duda que muchos de ellos empiezan muy tarde a pensar en su futuro profesional. Porque la empleabilidad debería guiar su formación desde el principio. Me gusta mucho la frase “tú no debes pasar por la Universidad, sino la Universidad por ti”. No se trata de asistir, aprobar y obtener un ‘papel’ que certifique tu conocimiento. Se trata de ser capaces de extraer de cada materia, de cada asignatura, un conocimiento que nos enriquezca como persona y como profesional. Y que lo introduzcamos en una ‘mochila’ de conocimiento que siempre nos acompañe.

La empleabilidad, el estar cualificados y preparados para el entorno profesional, debe guiarnos dentro de la titulación. Por ejemplo, a la hora de escoger la especialidad o las asignaturas optativas, a la hora de seleccionar el trabajo fin de grado.
Me gusta decirles a mis alumnos que el TFG (Trabajo Fin de Grado) es su primer encargo profesional, elegido por ellos, y que debe servir para obligarles a decidir a qué parcela profesional de su ámbito se van a dedicar y permitirles conocer las herramientas útiles que no hayan podido conocer en su carrera.

También deberían mejorar su formación transversal. Aspectos como los idiomas, el uso de las TIC o la formación en habilidades sociales, directivas o de emprendimiento son imprescindibles y a lo largo de la carrera se realizan múltiples actividades y jornadas en las que deberían participar. Muchos se quejan de que llegan a sus primeras entrevistas sin nada que aportar. Mi consejo es que hagan un portafolio con las prácticas, trabajos y proyectos profesionales que hayan hecho. Eso les obliga a pensar en cada trabajo que hacen de un modo distinto, más profesional. Es un modo de obligarles a trabajar en su ‘marca personal’.

2. Hablando de Marca Personal, ¿es un concepto que se comienza a manejar en los grados? ¿O es algo que se comienza a tratar más bien en los posgrados?

En los grados estamos excesivamente centrados en la Academia y el Currículo. Se es muy ambicioso a la hora de planificar los planes de estudio y los llenamos de contenido y de transversalidad. Pero al aplicarlos, los departamentos solemos ser egoístas y pensar más en nuestra materia que en la transversalidad. Por poner un ejemplo, es muy difícil que en una carrera de empresariales se hable de tecnologías emergentes o que en una de ingeniería se hable de oportunidades de negocio.

Es evidente que los posgrados son más ágiles en su creación y modificación y tienen una mayor cercanía con las demandas de formación más actuales. En el curso de especialización en Social Media de nuestra Universidad presentamos la idea de la Marca Personal a nuestros alumnos y trabajan tanto en la definición de una estrategia como en su puesta en marcha usando las herramientas 2.0 de mayor implantación.

De todos modos, el concepto de ‘marca personal’ está todavía en fase de expansión y va a requerir estrategias de formación desde muy diversos puntos de vista. No sólo el profesional asentado debe cuidar su presencia online, el estudiante que se está preparando para salir al mercado, también debe trabajar su Marca y definir su presencia.

73349_10151364354015513_1054247073_n

3. ¿Qué opinas sobre el uso actual que los jóvenes universitarios dan a las redes sociales? ¿Crees que su uso está dedicado en demasía al ocio o comienzas a ver otros usos más profesionales?

Tampoco debe ser criticable que usen las redes para el ocio. Son jóvenes y han de dedicar tiempo también a la diversión y el componente social y grupal de las redes ha de aprovecharse. Muchos cuidan lo que publican, algunos son más relajados. Otros empiezan a descubrir qué es lo que les gusta a nivel profesional. El alumno universitario no es tan ‘frívolo’ y observo como muestran un gran interés en temas solidarios y tienen conciencia social. Tengo la sana costumbre de seguir en la redes (principalmente Twitter) a mis alumnos. Es un modo de decirles ‘ten cuidado con lo que dices, cualquiera podría estar escuchándote’.

El uso que hacen de las redes evoluciona a medida que ellos mismos evolucionan y crecen. No tengo datos, pero mi percepción (y una buena metáfora) sería que cuando llegan a la Universidad usan Tuenti, en segundo se pasan a Facebook y entran en Twitter. A medida que crecen amplían el abanico de gente a la que siguen. Y cuando llegan a los últimos cursos, preparan su currículo en LinkedIn y entran en sus grupos.

4. Como docente del posgrado de Social Media de la Universidad de Huelva, ¿cuál es el uso fundamental que los alumnos desean dar a los nuevos conocimientos que van adquiriendo en esta materia?

El título de especialización va dirigido principalmente a titulados y profesionales con experiencia, que desean reciclarse.

Las redes sociales y conceptos relacionados como el adecuado uso por las empresas de las herramientas 2.0, el marketing digital, la analítica social, el SEO o el SEM son conceptos aún emergentes. Por tanto nuestro alumno es un profesional, con más o menos experiencia pero con las ideas muy claras, muchos incluso con proyectos o ideas ya en mente, que están dispuestos a poner en marcha. Y ven en el apartado eminentemente práctico de nuestro curso un vehículo para materializar esas ideas. Todos tienen clara la importancia de la Marca Personal como vehículo para diferenciarse y promoverse; de la importancia de las estrategias de comunicación online en las organizaciones, como recurso para generar una identidad, una manera de crear comunidad y aumentar la difusión orgánica; y del imprescindible marketing online, cómo aumentar los potenciales clientes y que los mensajes en las redes provoquen una llamada a la acción y aumenten las conversiones. Y esas son las habilidades que desean adquirir.

Es agradable destacar que se están poniendo en marcha cuatro o cinco proyectos relacionados con el comercio, nuevos medios, el turismo o la consultoría por parte de nuestros ex-alumnos.

1a7e0054-3a7b-11e3-8ebe-22000a970267-large

5. ¿Qué opinas sobre el nivel de conocimiento y uso de las redes sociales en el personal de administración y servicios y en el personal docente de la Universidad de Huelva? ¿Alguna propuesta?

Toda organización, ya sea pública o privada, ha de prestar la debida atención a las nuevas vías de comunicación social y la Universidad no ha de ser menos. Recuerdo que en 2007, a propuesta de José Carlos del Arco, se creó un grupo de trabajo del que formé parte con la idea de elaborar un plan de acción para la puesta en marcha de la Universidad 2.0 en la UHU. Quizás era aún demasiado pronto. Pero de esa semilla surgieron propuestas muy acertadas, un trabajo muy bien diseñado y realizado, como es sin duda el Servicio de Biblioteca o Uniradio. Pensamos siempre en las redes sociales como vehículos B2C, y quizás éste sea el motivo del éxito de estas dos propuestas, el tener bien identificados sus ‘targets’. Pero el reto está en aprovechar las redes para la comunicación en la intranet, para la comunicación entre servicios/departamentos, lo que podría denominarse B2B.

A mi me gusta decir que la imagen de una organización es la suma de las imágenes de todos sus miembros. Las redes sociales permiten que les pongamos caras a los servicios, que los materialicemos. A los trabajadores les permite la creación de una imagen personal, lo que favorece su desarrollo tanto personal como profesional. Y por tanto, enriquece la imagen de la entidad. Me consta que la Universidad está haciendo esfuerzos para formar a sus profesionales ante este reto y sobre todo, a sus docentes e investigadores para facilitar la difusión de sus trabajos.

Anuncios

2 comentarios en “Entrevista a Manuel de la Villa, profesor de tecnologías de la información en la Universidad de Huelva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s