Entrevista a Rafael Pérez Márquez, Presidente de la Asociación Sociolaboral Huelva Activa


Rafael Pérez Márquez cuenta con una larga trayectoria laboral en materia de empleo. Desde sus comienzos en el Servicio de Empleo de la Universidad de Huelva (SOIPEA), es conocedor profundo de las políticas activas de empleo y de la realidad del estudiante universitario a la hora de incorporarse al mercado laboral. Posteriormente, como orientador laboral en el Servicio Andaluz de Empleo poco a poco fue ganándose el respeto y la admiración de sus colegas de profesión, siendo a día de hoy uno de los profesionales más reconocidos por los usuarios a nivel local, ya que consigue poner en bandeja todos aquellos recursos que mejor se adaptan al desempleado dándole el máximo de oportunidades para su inserción laboral. En esta última etapa, la actual, preside y coordina la Asociación Sociolaboral Huelva Activa, una entidad sin ánimo de lucro en la que junto a él varios técnicos especializados ofrecen un servicio crucial de orientación laboral, entrenamiento y formación para que los desempleados onubenses logren emplearse lo antes posible. A día de hoy es, sin duda, un referente en el empleo de Huelva y garantía de calidad para todos aquellos profesionales y entidades que trabajan junto a él y su equipo.Rafael Pérez

Él es el protagonista de nuestro estreno en en esta sección titulada 5 preguntas. Muchas gracias Rafa por tu aportación.

1. ¿Qué porcentaje de usuarios a los que atendéis en el día a día crees que son conocedores del concepto de Marca Personal y por qué crees que es así?

En el caso de la Asociación Sociolaboral Huelva Activa podemos decir que hemos sido pioneros en aplicar las estrategias 2.0 a la búsqueda de empleo en la provincia de Huelva. Así desde 2010 hemos venido introduciendo en los desarrollos de los itinerarios de inserción de las personas usuarias la utilización de las redes sociales, las redes profesionales, los curriculum vitae y las cartas de presentación 2.0; todo ello unido al concepto de Marca Personal.

Por ello dicho concepto es más conocido por las personas usuarias de nuestros servicios, no obstante el porcentaje concreto que, es no sólo conocedor, sino que aplica dicho concepto a su búsqueda de empleo con nuestro asesoramiento para que pueda sacar el mayor partido, puede aproximarse al 40%.

Finalmente tenemos que advertir se trata de un porcentaje alto, teniendo en cuenta de que no todas las personas usuarias pueden desarrollar este tipo de estrategias asociadas a la consideración de uno mismo como una marca comercial, todo ello debido a diferentes circunstancias como son la carencia del suficiente conocimiento de las nuevas tecnologías o la falta de un perfil profesional en el que encaje este tipo de estrategias, entre otras.

2. ¿Podrías decirnos tres carencias fundamentales que detectáis normalmente en los demandantes de empleo?

Me gustaría destacar el hecho de desterrar conceptos como “carencias” que parecen reprochar algo a las personas demandantes de empleo, ya que en ningún caso podemos hacerles responsables de la falta de trabajo actual, en todo caso de convierten en víctimas de la situación económica actual y de las políticas que se están desarrollando desde Europa que prefieren “salvar bancos que personas”.

Dicho esto, es importante que hablemos ahora del desempleo friccional que se produce como consecuencia de la dinámica continua de contrataciones y despidos, así como de la nueva incorporación de la población activa al mercado laboral que aún no ha encontrado un empleo. El hecho de que la información de que disponen los buscadores de empleo y los empleadores no sea perfecta provoca que siempre existan, por un lado, personas desempleadas y, por otro, vacantes por cubrir.

Así entre estos desajustes encontramos que los empleadores suelen requerirles a las personas demandantes de empleo formación, especialmente en tarjetas profesionales (manipulador de alimentos, carretillero,…). Además valoran especialmente los conocimientos de idiomas, las competencias profesionales, los conocimientos en nuevas tecnologías, así como la disponibilidad horaria y geográfica.

3. ¿Cuál es la formación más solicitada por los demandantes de empleo a los que ofrecéis atención? ¿Podrías decirnos al menos tres temáticas?

Respecto a la formación debemos decir que desde el año 2012 desarrollamos dos importantes planes semestrales de formación en los que incluimos diferentes temáticas, básicamente lo que más se nos demanda son las tarjetas profesionales (manipulador de alimentos, carretillero,…), los cursos de especialización práctica en herramientas y recursos 2.0 y, finalmente, los cursos de iniciación a la movilidad y al aprendizaje de idiomas, sobre todo de alemán e inglés.

4. ¿Que opinas sobre la cultura emprendedora de los demandantes de empleo? ¿Observáis una mayor intención hacia el autoempleo? Y los que se deciden, ¿es por necesidad o por vocación?

Respecto a la cultura emprendedora pues todas las administraciones, agentes sociales, empresas privadas, Entidades del tercer sector y la sociedad en general deberíamos hacer un esfuerzo para su fomento. No obstante siempre el dar el paso de emprender debería ser una opción, pero no una obligación como las que están teniendo muchos demandantes de empleo ante la falta de un empleo por cuenta ajena. Por ello máximo apoyo a las personas emprendedoras pero siempre por entidades como la nuestra o por servicios de la Administración como la Fundación Andalucía Emprende (CADE). En caso contrario, podemos encontrarnos que muchas personas que pongan en marcha proyectos de emprendimiento puedan verse abocados al fracaso y además le supongan una deuda económica de por vida.

5. ¿Por qué crees que es tan importante cuidar nuestra marca personal como profesionales?

Se trata de una cuestión casi “moral”, no podemos pedirle a las personas a las que atendemos en servicios de orientación sociolaboral que hagan lo que nosotros no hacemos, podríamos recurrir en este caso al dicho de “predicar con el ejemplo”.

Finalmente me gustaría cerrar con unas palabras de Enrique Dans que lo dice todo a este respecto: “Algunos todavía piensan que el CV es algo que se escribe, se imprime y se manda por carta. NO, tu CV está en la red y quien quiera contratarte o quien quiera pensar en ti para una oportunidad profesional de algún tipo se va a meter en la red y mirar qué has hecho, sobre qué has escrito, dónde está esa marca en la red. Ésta es la inversión que realmente vale la pena hacer”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s