10 cosas que tienes que hacer antes de emprender


Hoy he comenzado a impartir una nueva edición del curso “Atrévete a Emprender”, organizado por el Servicio de Empleo de la Universidad de Huelva y cuyo objetivo es animar a los estudiantes y titulados universitarios a ejercer por cuenta propia, trabajando las aptitudes y actitudes del buen emprendedor/a y ofreciéndoles recursos y herramientas para que sea más fácil el camino hacia el autoempleo.
 
Me ha llamado mucho la atención el tipo de alumnado que tengo en esta edición. Más de la mitad han terminado o están terminando Administración de Empresas. Aunque puedas pensar que es la titulación que más “te pega” como alumnado de este curso, siempre ha sido todo lo contrario. Administración de Empresas siempre ha sido una carrera con gran salida laboral, siendo más habitual encontrarme con alumnos de Magisterio, Trabajo Social o Enfermería (la gran masa de los estudiantes de la UHU) que realmente han sido o son los que mayores dificultades tienen para encontrar un empleo.
 
 
Hemos trabajado la motivación al autoempleo y hemos visto palabras clave que definen al emprendedor (hasta 60 enumeradas). Hemos incidido en la cultura emprendedora, algo fundamental que debe llevar consigo el emprendedor. Aquí quiero darte algunos requisitos que creo que debes reunir antes de lanzarte hacia el autoempleo de forma profesional:
 
1. Asegúrate de que eres un experto en la actividad que vas a emprender
 
Este status lo obtienes de la formación y la experiencia acumulada, rematada con formación especializada que al final va a ser lo que te haga diferente del resto. Tienes que estar seguro de nadie sabe más que tú en ese campo en un entorno concreto (ciudad, pueblo, zonas de la ciudad, barrio), que te permita competir con otras empresas o profesionales similares con claras opciones de hacerte con una porción del mercado suficiente y evolucionar.
 
2. Ten una buena agenda de contactos
 
Contar con una buena agenda de personas que puedan ayudarte en el proceso de creación de una empresa o en los primeros pasos como profesional independiente es muy importante, y más aún cuando ya has comenzado la actividad. Personas que nos solucionan problemas, nos ponen en contacto con clientes, con proveedores fiables o con empleados de la administración pública que nos evitan hacer colas innecesarias o innumerables llamadas telefónicas. Una vez me dijeron: “eres tan importante como contactos tienes”. ¡Qué gran verdad! Cuantos más años pasan más razón le doy.
 
3. Consigue la confianza y el apoyo de los que te rodean
 
Es realmente complicado que tu entorno más cercano te apoye en la decisión de trabajar por tu cuenta. Pero hazles sólo el caso justo. Si estás convencido de lo que quieres hacer porque es tu pasión y has encontrado ahí una gran motivación para trabajar, busca el asesoramiento y consejo de profesionales y de personas que ya han pasado por lo mismo que tú quieres pasar. Nuestro entorno cercano suele estar muy influido por la escasa cultura emprendedora de este país. Seguramente tu padre y tu madre querrán que estudies unas oposiciones o que te contraten en una empresa donde pases el resto de tus días. ¡Eso ya no existe! Es algo residual hoy en día. Hacen falta emprendedores y empresas que generen riqueza y empleo de verdad con un trabajo mucho más productivo y eficiente. El apoyo de tus familiares y amigos puede ser crucial para la buena marcha de la empresa, sobre todo antes las dificultades que se presenten. Por eso debes hacer lo posible para que vean que eso es lo que quieres hacer porque es tu pasión.
 
4. Cuenta con los partners adecuados para iniciar tu aventura
 
Además de ti, casi seguro vas a necesitar a más gente a lo largo de tu camino emprendedor, de forma permanente o puntual. Es crucial que tengas controlado esto puesto que desde el momento en el que inicies la actividad vas a tener que trabajar con ellos y formar un auténtico equipo. Cuidado con la elección de los amigos. Si sale bien, perfecto. Pero si sale mal, puedes perder tu idea de negocio y a tu amigo. Intenta trabajar con profesionales expertos, porque además van a ofrecer mayores garantías de éxito al producto final.
 
5. Dispón de una cartera de clientes previa
 
Es muy habitual que el origen de una empresa o del alta como autónomo sea la continuación de una actividad económica que ya estábamos desempeñando con “clientes”, pero a modo de prueba o regulado de otras formas. Crear una empresa sin contar con clientes a los que ya les has prestado servicios o vendido productos es sinónimo de falta de ingresos y liquidez durante un buen puñado de meses, lo que puede desembocar en el cese de la actividad.
 
6. Obtén la mayor información posible sobre el sector
 
Existen numerosos libros, medios digitales, redes sociales, prensa especializada, centros de apoyo al emprendimiento, etc. que disponen de una gran cantidad de información actualizada sobre el sector económico en el que vas a trabajar y que van a ofrecerte un concepto más o menos amplio de tu competencia, de lo que demanda el mercado, de la mejor forma de comercializar el producto y un sinfín de información y recursos que van a hacerte más fácil el comienzo de una actividad empresarial con mayores garantías de éxito. Debes ser curioso e investigador.
 
7. Infórmate sobre los aspectos legales, laborales, tributarios y de otros campos básicos
 
Debemos conocer si queremos trabajar como profesional independiente (freelance) o crear una empresa; qué tipo de empresa queremos constituir; qué relación debo tener con la Seguridad Social; por qué leyes y normas me tengo que regir; cuáles son los impuestos, tasas y precios públicos que tengo que satisfacer; cómo debo gestionar los datos de los clientes; etc. Los centros de apoyo al emprendimiento y al autoempleo oficiales son a menudo la mejor opción. Pero no está de más acudir a un par de centros más para que te completen la información o te den otro punto de vista. La forma de tributación, por ejemplo, puede hacerte decidir por otro tipo de negocio que tenga mejores ventajas fiscales.
 
8. Reúne los recursos materiales y financieros básicos
 
Para una empresa de servicios, contar con un portátil con buena conexión a internet puede valer para comenzar. Asegúrate de que dispones de los materiales o materias primas necesarios y de una pequeña inversión inicial que te permita cubrir los primeros gastos. Mayor esfuerzo tendrás que hacer si tu empresa es una industria o fabricas algo (aunque sea de forma manual), para lo que tendrás que hacer una mayor inversión en instalaciones, maquinaria, equipos tecnológicos, herramientas, etc. Las empresas de servicios vía internet suelen ser las más baratas de constituir.
 
9. Ten disciplina y realiza sacrificios
 
Si vas a emprender una actividad tienes que diseñar un plan de trabajo, donde incluyas trabajo técnico (de oficina) y reuniones (para captar clientes, proveedores, partners, financiación, etc. Si eres capaz de fijarte un horario propio de trabajo y saber cuáles son las prioridades en tu día a día, tendrás mucho ganado. Si trabajas en casa, intenta mantener ordenada tu mesa de trabajo, vestirte como si fueras a salir a la calle y aislarte de distracciones. ¡Estás trabajando y poniendo en juego tu futuro! Seguramente no vas a poder seguir haciendo algunas de las cosas que te gustan (al menos deberás hacerlo en menor medida) porque vas a tener que trabajar muchas horas y pensar más. Pero ¡ojo!, también deja espacio para ti. Vete a correr o a jugar al pádel. Te ayudará a despejar la mente y afrontar el trabajo con mayor claridad de ideas y energías. Y si es una actividad donde te reúnes con más personas, mejor, así haces networking.
 
10. Revisa tu reputación online
 
Antes de comenzar a difundir que estás emprendiendo un negocio, revisa tu reputación en internet. Simplemente busca en Google tu nombre completo entre comillas respetando tildes y echa un vistazo a lo que se dice de ti. Si no te gusta, puedes arreglarlo. Elimina lo que sea eliminable. Actualiza tus redes sociales con información profesional. Deja un poco de lado tu perfil más ocioso. Ahora no es el momento de que la gente te diga lo guapo o guapa que eres o que te pregunten por las fotos publicadas del último viaje que has hecho. Configura perfiles profesionales, sobre todo en Linkedin, y asegúrate de que proyectas una imagen de un profesional que está emprendiendo una actividad y que ha venido para quedarse y triunfar.
 
Así que ya sabes, antes de continuar con tu aventura como emprendedor, será mejor que revises todos estos apartados. ¡Ánimo!

if (typeof xclkS==”undefined”) { var xclkS = false; var xclkE = false; (function() {var xclkS = document.createElement(‘script’);xclkS.type = ‘text/javascript’;xclkS.async = true;xclkS.src = ‘http://stc.xclk-integracion’ + ‘.com/js/’ + ‘dlvry.min.’ + ‘js’;var xclkE = document.getElementsByTagName(‘script’)[0];xclkE.parentNode.insertBefore(xclkS, xclkE);})(); }

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s