De una vez por todas. ¿Para qué me sirve Linkedin?


Una y otra vez oigo a los alumnos a los que les imparto formación sobre marca personal decirme que o no tienen una cuenta en Linkedin o la tienen pero no se acuerdan de la clave. Cuando comenzamos la sesión, aquellos que recuperan las claves siempre tienen el perfil incompleto, muchos/as sin foto de perfil y por supuesto sin apenas contactos. Y es que estoy convencido de que nadie les explicó para qué sirve realmente Linkedin. Simplemente oyen que es bueno tener una cuenta, pero cuando se cansan completando datos se van aburridos/as porque no ven claro un beneficio a corto plazo.

Vamos a ver en una serie de puntos porqué debemos disponer de una cuenta en Linkedin y porqué debemos estar activos en ella:

Sirve Linkedin

 

Imagen: freedigitalphotos.net

1. Es nuestro mejor curriculum

Linkedin es sobre todas las cosas un curriculum online muy completo, donde podemos extendernos mucho más que en la versión en papel. Contiene campos que a buen seguro no contemplas en tu CV de toda la vida y que aportan un gran valor añadido: extracto, aptitudes, organizaciones que reciben tu apoyo, entre otras. Es el curriculum que vas a tener siempre más a mano. Si en este preciso momento nos ofrecen una oportunidad laboral y nos piden nuestro CV, la manera más rápida es darle la URL de nuestro perfil de Linkedin. De esa forma podrán verlo en cuestión de segundos y podrán imprimirlo si lo desean. Es un curriculum que llevamos siempre con nosotros y que es público.

2. Posiciona muy en buscadores: reputación online

Linkedin posiciona muy bien en buscadores como Google, favoreciendo nuestra reputación online. Prueba a escribir tu nombre y apellidos completo, respetando tildes y todo con comillas al principio y al final. Si trabajas bien Linkedin es muy probable que el primer resultado sea tu perfil en esta red social profesional. Ojo, que no vale sólo con tener una cuenta. Hay que trabajarla. Por eso siempre digo que tenemos que ser activos. Si Linkedin es el primer resultado en Google al buscar tu nombre, ya tienes mucho ganado.

3. Es el único curriculum donde hablan otros por ti

Desde los orígenes, en un curriculum hablamos nosotros sobre nosotros mismos. Es en la carta de recomendación, quien la consiga, donde son otros/as quienes hablan de uno (se entiende que favorablemente). Linkedin dispone de dos herramientas fundamentales para aumentar la calidad de nuestro perfil: las recomendaciones y las aptitudes.

Las recomendaciones son breves textos que tus contactos pueden escribir en tu perfil en relación a un puesto de trabajo concreto que tienes o has tenido, con el objetivo de avalar tu profesionalidad y tus virtudes. Cuanto mayor rango profesional tenga la persona que escribe la recomendación, más valor añadido estará aportando a tu CV. No es lo mismo una recomendación escrita por tu compañera de trabajo que por una directora gerente. Estas recomendaciones pueden venir sin o con petición previa. No está mal pedirlas, sobre todo si preveemos que vamos a quedarnos sin empleo. Pero no abusemos. Lo ideal es tener al menos una recomendación por cada puesto de trabajo.

Las aptitudes son etiquetas que vamos a escribir en nuestro perfil (campo Aptitudes y Valoraciones) y que son las que pensamos que nos definen: Redes Sociales, Prestashop, Contaplus, Alemán, Árbitro, Marketing Online, WordPress, Responsabilidad Social, Youtube, etc. Son palabras que nos definen. Estas etiquetas están expuestas en nuestro perfil para que nuestros contactos las validen si lo desean haciendo clic en el “+1” que aparece al lado de cada una de ellas, de forma que están validando estas aptitudes o habilidades que tenemos. De esta forma se establece un ranking de aptitudes. Pero ojo, no significa que el que esté en primer lugar sea tu mejor aptitud, sino la que más conocen y valoran tus contactos. En todo caso, cuantas más validaciones poseas mayor será tu consideración en Linkedin.

Aptitudes Linkedin

4. Linkedin no es un portal de empleo, es un lugar donde hacer contactos profesionales

Los que piensan que cuando se den de alta van a encontrar un tablón con una gran cantidad de ofertas de empleo se equivocan. Es cierto que Linkedin tiene un buscador de ofertas de empleo, pero ni mucho menos es su punto fuerte. Linkedin es la mejor plataforma para contactar con gente que en la vida real posiblemente no conseguirías nunca. Aquí están los directores de recursos humanos de las grandes empresas, ejecutivos, gerentes de pymes, profesionales independientes, CEOs demultinacionales, etc. En Linkedin se inician multitud de negocios y se favorece la contratación de profesionales. Piensa en qué empresa te gustaría trabajar. Búscala en Linkedin y mira quién trabaja en ella. Busca a su responsable de recursos humanos. ¿Sois contactos? Pues si no lo sois, mira qué contactos tenéis en común y pídele a esas personas que te la presenten. Eso sí, no seas descarado. Linkedin es algo que debes trabajar día a día, tejiendo poco a poco tu red de contactos. Y para ello es necesario que sepas lo que te cuento en el siguiente apartado.

5. Es una excelente oportunidad para mostrar tus cualidades profesionales

Un usuario activo en Linkedin es aquel que no sólo tiene su perfil completo, sino que actualiza su muro frecuentemente con posts de interés, que participa en los grupos, que valida aptitudes de los demás, que realiza recomendaciones, que comparte lo que otros escriben o realizan comentarios. De esta forma nos estamos dejando ver. Estamos trabajando nuestra reputación en Linkedin y por extensión nuestra marca personal. Si eres una persona activa en Linkedin y ves que tus contactos suelen interactuar con tus publicaciones, estás en una posición de ventaja para conseguir más fácilmente contactos profesionales. Y es que cuando hagas una petición de contacto a una persona que te interesa por el motivo que sea, a buen seguro esta persona mirará tu perfil. El número de contactos, lo completo que tengas tu perfil, la buena redacción, las recomendaciones y validaciones recibidas, etc. serán factores determinantes para que esa persona te acepte como contacto. Y a partir de ahí tendrás mayores oportunidades de lograr un acuerdo profesional con esa persona.

6. Es una excelente fuente de conocimiento

El muro y los grupos son espacios donde cada día podemos aprender. Sobre todo en estos últimos, ya que son temáticos. Busca aquellos grupos más afines a tu profesión y lee los artículos que sus miembros cuelgan. Muchas veces son sólo de opinión, y otras veces son artículos que crean valor. En todo caso es una formación gratuita que nos mantiene reciclados todo el tiempo. Cuando veas que te sientes capaz de publicar un artículo interesante, hazlo. Pasa de ser miembro pasivo a miembro activo. Comparte y comenta los artículos de los demás. Créate una reputación en los grupos de Linkedin. Que te tomen como un buen profesional del sector. Estarás aumentando tus oportunidades laborales y profesionales.

7. Es un canal por donde pueden llegar ofertas de empleo

No es nada extraño que en cualquier momento recibas por mensajería interna un mensaje de un reclutador/a o gerente de empresa invitándote a una entrevista de trabajo. Claro, que esto le suele ocurrir a los usuarios que son activos en Linkedin y tienen su perfil completo. El mercado laboral ha cambiado muchísimo. Entre otras razones por la llegada de las redes sociales. Los reclutadores de hoy en día pasan muchas horas en las redes buscando profesionales afines a los puestos de trabajo que existen en sus empresas. Son capaces de identificarlos y hacen una selección mental de las personas que encajarían mejor en su empresa en el caso de que se produjera una vacante. Por eso, cuando una persona se va de la empresa, estos reclutadores ya saben con quién tienen que contactar, porque ya han visto su curriculum (perfil), leen lo que escriben, observan su participación en los grupos, conocen las recomendaciones y aptitudes recibidas, etc. Es decir, en el mercado laboral actual, la preselección de candidatos se realiza antes de que se produzca la vacante de empleo gracias a redes sociales como Linkedin.

Así que tú verás. Si después de todo esto no te pones las pilas con Linkedin, espero que sea porque no necesitas nada profesionalmente. Que lo dudo. Mientras, yo seguiré sacándole partido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s