Entrevista a José Carlos del Arco, profesional de los medios sociales y de la política 2.0


José Carlos del Arco sigue siendo, desde hace años, uno de los referentes del Social Media en Huelva. Organizador de congresos, eventos y cursos, es un apasionado de las redes sociales y enérgico defensor de su potencialidad como herramientas para una mejor gestión en las administraciones públicas y en las empresas. Gracias a él muchas personas hemos incrementado nuestra pasión por las redes sociales y sobre todo por su correcto uso. Durante su trayectoria profesional ha asesorado a diferentes administraciones, políticos y asociaciones sindicales. Actualmente es Co-Director del Curso de Especialización en Comunicación 2.0 y Social Media en la Universidad de Huelva, organizador del Congreso E20biz y ejerce como Consultor en estrategias de Social Media y Política 2.0. Está claro que su misión es hacer un mundo mejor desde el buen uso de las redes sociales y herramientas 2.0. Su nueva pasión, el Big Data. Dejemos que José Carlos nos siga ilustrando.

412483_443163379040190_226988610_o

1. ¿Cuál es la red social que más usas y por qué? ¿Coincide con la que más te gusta?

Utilizo Facebook con bastante asiduidad, dispongo de un perfil personal en el que fundamentalmente publico reflexiones personales sobre distintos aspectos de nuestra vida o nuevas formas de hacer política. Suelo emplear la fórmula de las preguntas abiertas para fomentar la participación de mis contactos en debates que intentan ser lo mas constructivos posible. En ese sentido creo que Facebook puede ser más adecuado para entablar conversaciones sobre diversos aspectos de interés o crear comunidades sobre temas muy específicos que generen cierta cohesión entre los miembros.

Empleo Twitter para recopilar contenidos de calidad sobre temas que me resultan relevantes, como el Social Media, Gobierno Abierto, la Política 2.0 o el Social Business. Además puedo informarme en tiempo real sobre distintos acontecimientos que puedan ocurrir en el territorio nacional o en Huelva. Las listas y hashtags me han permitido identificar influyentes y embajadores de diversas marcas en proyectos empresariales que he promovido.

LinkedIn no la tengo suficientemente explotada pero me ha servido para promover mi marca personal, e identificar en los grupos tanto a gente de peso como a potenciales clientes en diferentes ámbitos tecnológicos y tendencias emergentes.

2. ¿Qué opinas del uso que hacen los políticos españoles de las redes sociales para comunicarse con la población? ¿Hay alguna diferencia con el uso que le dan los políticos locales?

En líneas generales se puede calificar como desastroso, muy pocos políticos practican un diálogo cercano, fluido y permanente con la ciudadanía en lo que concierne a su presencia digital en las distintas redes sociales. Solo algunos representantes entienden la esencia de los medios sociales: conversar de tú a tú con los ciudadanos y fomentar su participación en la vida pública. Carece de sentido bombardear los perfiles con información institucional y argumentarios, simplemente la comunicación unidireccional ya no genera interés en los usuarios, los cuales demandan una mayor proximidad del político, por eso el verdadero desafío estriba en establecer un diálogo cercano basado en la honestidad y la transparencia del político.

Se da el caso de políticos muy activos en Twitter pero que no conversan ni comparten contenidos ajenos, o no devuelven el follow. El gran problema de la Política 2.0 no se relaciona con el nivel de actividad o el número de “Me Gustas” que tengan las páginas de Facebook, más bien tiene que ver con el nivel de interacción que exista con la audiencia, que los ciudadanos perciban que se les atiende y escucha sus necesidades, demandas e ideas, a través de los distintos canales sociales.

10149993_10152038873082514_105133630_n

3. ¿Podrías dar algún consejo concreto a los políticos y a las administraciones para mejorar su reputación online y por extensión su imagen social?

Pues que asuman que la política 2.0 implica ir un paso mas allá de la amplificación de la política tradicional en los canales sociales. Nos referimos a imprimir un toque más humano en la relación con los ciudadanos y promoviendo las prácticas participativas desde los distintos canales en los que tenga presencia el político. El mensaje unidireccional ha muerto, no interesa a las audiencias, las cuales demandan conversación y que se les escuche.

En general muy pocos políticos han obtenido la aprobación de la ciudadanía debido a la desconfianza existente hacia la clase política. El primer consejo que les daría a los políticos sería analizar y vigilar en que estado se encuentra su nivel de reputación online. Existen distintas herramientas que facilitan dicha labor, entre ellas la definición de alertas de Google o en Twitter, las cuales muestran todas las menciones a la identidad del político, y gracias a dicha información se puede determinar si el sentimiento de las menciones es positivo o negativo, con quien se relaciona el políticos y en qué canales participa. Las herramientas comerciales incorporan mas funcionalidades pero se incrementa el precio de la licencia.

La honestidad, la cercanía, la humildad, el tiempo de respuesta, la vocación de servicio público, y la coherencia entre la identidad digital y la imagen que desea proyectar, son aspectos vitales para aumentar la reputación del político y de cualquier institución pública con presencia en redes sociales. Ante todo, un representante tiene que abrazar los valores y actitudes 2.0, un cambio de mentalidad que puede chocar en aquellas personas e instituciones que no entiendan el valor de conversar, escuchar y promover la participación ciudadana en los asuntos públicos.

10151732_10152038873087514_1203325314_n

4. ¿Qué opinas sobre la postura que suelen adoptar determinadas administraciones públicas y empresas cuando se les habla sobre la necesidad de desarrollar una estrategia en medios sociales?

Las expectativas que generan los medios sociales pueden ser bastante diversas en las organizaciones, en parte infladas por gurús y empresas que prometieron beneficios que no se pueden realizar. Las organizaciones suelen apostar por planteamientos tácticos consistentes en campañas y acciones que buscan obtener resultados tangibles a corto plazo. El chasco viene cuando se esperan ventas en muy poco tiempo sin antes haber creado una comunidad de usuarios fidelizada, comprometida y que recomiende tu marca entre sus allegados. Otro error muy común consiste en lanzar campañas destinadas a lograr mas seguidores o alcance de la audiencia, sin que realmente dichas acciones aporten valor alguno al negocio o a los objetivos empresariales.

El enfoque estratégico dota a las organizaciones de consistencia y coherencia entre las acciones, campañas y objetivos de negocio a lograr a través de los medios sociales. Muchas empresas no definen objetivos claros, medibles y realistas, que doten a las acciones de una dirección común. Sin objetivos, las campañas pierden sentido y quedan completamente descontextualizadas respecto del negocio y las metas corporativas. La naturaleza de una campaña, promoción y acción varían en función de los objetivos planteados, no es lo mismo buscar notoriedad, vender o fidelizar.

Si plantear objetivos es importante, también lo es conocer a tu público objetivo, medir los resultados obtenidos y analizar si se corresponden con los resultados esperados, de cara a corregir errores y optimizar todo el proceso. Elaborar un Plan de Social Media puede ayudar a planificar tus acciones y a imponer cierto orden frente al caos de iniciativas.

5. ¿Serías capaz de aventurarte a contarnos cómo te imaginas el mundo de las redes sociales dentro de tres años?

Creo que Facebook y Twitter seguirán siendo las plataformas dominantes y encontrarán un modelo de negocio adecuado (a pesar de las dificultades de ahora y la falta de privacidad). Las redes sociales verticales y corporativas (empresa 2.0) estarán muy presentes en comunidades de temática específica y en las empresas de cara a mejorar la productividad, la comunicación interna y la colaboración. El concepto de social business será una realidad y los procesos de atención al cliente 2.0 comenzarán a estandarizarse.

Las instituciones públicas dispondrán de presencia en los medios sociales con procesos sofisticados de escucha activa y reputación online. Los canales sociales jugarán un papel importante en la puesta en marcha de los procesos participativos. El concepto de Gobierno 2.0 comenzará a madurar así como el de Open Data.

La movilidad y la geolocalización alcanzarán su cenit. Se consolidará la definición y puesta en marcha de Estrategias de Social Media y de los mecanismos de gobierno adecuados. La gestión de riesgos será una disciplina a tener en cuenta para identificar y mitigar los riesgos de cualquier iniciativa relacionada con el social media.

10149337_10152038873097514_1938024175_n

Anuncios

Un comentario en “Entrevista a José Carlos del Arco, profesional de los medios sociales y de la política 2.0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s